Rueda Radial

Audio

En motivo del aniversario 53 del Ejercito de Liberación Nacional

Compañero # 1:

-Mi saludo a todas las estaciones, a los combatientes, a los milicianos, a los campesinos. A aquel que atrevas de este medio nos este escuchando, independientemente de sus intenciones. En este 53 Aniversario de este glorioso Ejército de Liberación Nacional -ELN-. Sin duda alguna es, o no es una fecha cualquiera. Si así los 50 marcaron un hito, este que nos deja solo en este batallar de insurgencia, de guerrilla, pretende convertirnos -como ya dijeron- en la guerrilla más antigua y armada actualmente en el país y en el mundo.

-¿Como me copia hay central?

Central: -¡Lo copio muy bien!

-La paz neoliberal, esta que dicta el Estado colombiano es un diseño que impone imperialismo a nivel mundial en todos los conflictos internos. En los cuáles este posee grandes intereses. Sobre todo de carácter económico. Bandera de paz neoliberal que el gobierno colombiano ha tomado como ícono, posesionando esta en nuestro país como una gran matriz mediática logrando con facilidad que se escuche “Paz” como canto de sirena en todos los rincones de esta Colombia y en el mundo entero. Dicho propósito es hacer ver a la insurgencia colombiana como responsable del atraso en el que se encuentra sumergida la gran mayoría colombiana. Además de responsabilizarnos del terrorismo que él tanto ha propiciado al pueblo como lo registra hoy nuestra luctuosa historia. Este enemigo de clase ha logrado posesionar que acabando con la guerrilla llegaría a la mágica paz que tanto anhela dicha población, dejando ver que para conseguir la paz es necesario que silencien los fusiles de la insurgencia mientras ellos diseñan macabros planes concentrando todos los esfuerzos en militares y paramilitares (control territorial) para garantizar el saqueo de los recursos renovables y no renovables, los tratados de libre comercio, entre otros, y con esto, el desplazamiento y el asesinato de quien se le oponga. Con es este diseño de zanahoria y garrote lograron una significada victoria en esta última etapa contra la guerrilla de las FARC. Que hoy, 4 de julio, completan siete días sin armas. Después de haberlas entregado el día 27 de junio en el que quedó demostrado que esta negociación que culminó en La Habana, Cuba, fueron unos acuerdos de imposición. Los mismos que hoy están en el limbo y quieren aplicarlos contra nosotros. Pero no han podido ser blindados dichos acuerdos. Quedando a merced de quien quiera meterle la mano de este omnipotente Estado. Dejando una gran lección reciente de cuánto pesa esta descarada oligarquía. Le ha incumplido al pueblo en los acuerdos de paz que ha realizado con la guerrilla en el país. Manteniendo líneas rojas que jamás permitirán resolver los problemas estructurales donde está el Talón de Aquiles que nos contribuirá a la verdadera paz estable.

Compañero # 2:

La verdadera paz del pueblo. La paz es un derecho de los pueblos para poder realizarnos como humanos. La paz verdadera que anhelamos para nuestro pueblo colombiano es ser libre de la opresión. Esta última se ha perpetrado por el simple hecho de pensar diferente a las políticas del Estado y quienes lo representan. La verdadera paz es que el conjunto de la población sea digno y que no sean unos pocos quienes usufructen el patrimonio del país. La paz verdadera es que todo el pueblo tenga el derecho a disentir y ser escuchado. Una verdadera paz es que no exista el destierro de los empobrecidos. Una paz verdadera es que no se asesinen a dirigentes por el solo hecho de pensar distinto de los que ostentan el poder. Una verdadera paz es donde no haya exclusión de género, ni de sexos, ni marginalidad de poblaciones empobrecidas. Una paz verdadera es donde haya el derecho de seguridad social de la familia a la recreación, a la educación. Una verdadera paz es donde se respete la soberanía y donde se respete la existencia de la acción en toda su naturaleza. Una verdadera paz es es que haya mayor inversión y desarrollo en beneficio de las mayorías. Una paz verdadera es que la minoría no explote a las mayorías trabajadoras. Una paz verdadera es que el derecho a la salud y a la educación sea implementado para beneficio de la sociedad y no para el beneficio de unos pocos. Una verdadera paz es que tengamos derecho a realizar los sueños tan largamente aplazados. Una paz verdadera es cuando podamos sonreír con el alma, que nuestra mirada sea vigorosa y que la piel de nuestros hijos no sea descolorida. Estas y muchas otras razones que nos motivan a soñar en otro mundo distinto, sera la verdadera paz del pueblo, la que a través de nuestra lucha desterremos a la oligarquía de este país para conquistar la verdadera paz anhelada que beneficie al conjunto de la sociedad colombiana.

Compañera # 3:

Las necesidades infranqueables para continuar hacia la utopía del Socialismo. Hace 53 años las razones que motivaron nuestra primera marcha guerrillera, inspirada en el norte socialista, al igual que la proclama leída el 7 de enero en nuestra primera acción en Simacota. La trasladamos al presente y vemos que encontramos las mismas razones para que este ELN siga mostrando las causas y banderas de luchas que se han profundizado las desigualdades desde aquel entonces. En el presente, la oligarquía no ha dejado de lado su obsesión de poseer todo el poder, mantener y acrecentar su economía. Sin dejar de ser los títeres y lacayos en la aplicación de las políticas del imperio. Conformándose con las migajas que caen de la mesa. Es claro que la insurgencia no es el generador de las calamidades que golpean al pueblo trabajador. Más bien somos un factor que vela por la defensa del patrimonio colectivo de las mayorías y de las nuevas generaciones. Durante más de cinco décadas nos las hemos jugado para contribuir junto al pueblo en la lucha por una mejor vida. La voluntad de lucha en este aniversario ratificamos, ante el esfuerzo de todo el pueblo y el calor latente que nos da la inconformidad, frente a las injusticias y atropellos por parte de gobernantes y sus fuerzas mercenarias. No desfalleceremos, seguiremos aportando aún a costa de nuestras propias vidas. Siguiendo los senderos que nos han señalado nuestros héroes, sembrando el camino de esperanzas por un futuro victorioso. Desde hace más de dos años, el Ejército de Liberación Nacional, en su 5to Congreso acordó incluir en la táctica ese intento que junto a otros héroes donde materializamos las distintas formas de lucha, la participación en la mesa de diálogos. Estas es una herramienta para lograr implementar la movilización y participación de la sociedad en la búsqueda de encontrar una solución a los problemas que la ahogan. Dicho de una forma sencilla, la opción es explorar si las verdaderas intenciones de paz del gobierno son ciertas. La cruda realidad nos indica que la oligarquía sigue siendo tanto o más asesina que en los años 60 cuando surgió nuestro Ejército de Liberación Nacional, no hay una verdadera voluntad de paz del gobierno. Los grupos paramilitares siguen intactos en el país y son parte del plan mediante el cual el gobierno acalla, ahoga y asesina la protesta social. El silenciamiento de los fusiles de la insurgencia popular es la paz neoliberal que añora la burguesía, que abre las puertas a la entrega, saqueo y explotación de los recursos que la naturaleza nos otorgó a los pobladores de esta bella Colombia. La economía actual no da soluciones, más bien incrementa las necesidades insatisfechas del pueblo. También las de la mayoría de los sectores productores de la nación, de paso dificultando la generación de empleo e industrialización en beneficio de capital transnacional. Así la ruina se mete por todos los rincones del país. Por último, sabemos que la paz es un derecho pero ante la actitud mezquina de nuestro enemigo de clase solo se alcanza a través de la lucha de todos, de la resistencia activa mediante la toma del poder político por la vía armada.

Ejército de Liberación Nacional

53 Años de Lucha

Colombia para los trabajadores

Ni un paso atrás: ¡liberación o muerte!

4 de Julio 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *